logo La Urdimbre
Revista
Sociedad
Ambiente
Cultura
Derechos.Humanos
Especiales
Salud
Vida urbana
Buscar

30/09/2017
campesinos y pequeños productores al mismo precio que reciben en las chacras.
Venderán más de 20 mil kg de verdura y otros productos del campo en Plaza de Mayo

El martes 3 de octubre a las 10 hs se concentran en Plaza Congreso y marcharán hacia Plaza de Mayo a las 11 hs para hacer el “feriazo”. Habrá ferias y movilizaciones en plazas del país.

La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) defiende el trabajo de las familias productoras del campo quienes producen  “más del 65% de los alimentos que comemos día a día en nuestras casas” advierte sobre la crisis que padece el sector.”

"Producimos verduras, yerba, carne, leche, frutas, quesos, huevos. A pesar de la dignidad de nuestro trabajo, las condiciones en las que vivimos, producimos y comercializamos son muy precarias. Las economías regionales de nuestro país, están sufriendo desde hace años una crítica situación por las políticas dirigidas al sector, que el gobierno de Macri profundiza y agrava” señala un comunicado de la CTEP .

“No somos el campo rico que produce commodities para la exportación. No especulamos con nuestra producción, ni guardamos alimento en silos para vender cuando mejor se pague. Todas las medidas políticas y económicas que se tomaron hasta la fecha favorecen al sector del campo más concentrado. Desmentimos rotundamente que el campo esté bien, un sólo sector de grandes terratenientes y grandes exportadoras cerealaeras son los que, como siempre están obteniendo ganancias extraordinarias.

Hace más de un año y medio de gestión de este gobierno y no ha tenido ni una sola medida que favorezca y alivie la crisis que venimos arrastrando desde hace años el campo de los pequeños productores y campesinos que produce alimentos.

 La apertura de las importaciones de alimento, como es el caso de la carne, el tomate, el cerdo para bajar los precios, es una medida totalmente retrograda y sin sentido. El principal responsable de los altos precios de los alimentos es del gobierno de Macri.

Históricamente denunciamos que al productor le pagan monedas por su producción y los ciudadanos pagan a un precio excesivo por el alimento. Esto es consecuencia de las cadenas de comercialización, que se encuentra totalmente desreguladas y los mercados concentradores fijan los precios cuidando sus propios intereses.

 Sin políticas para los productores  familiares. Desde principios del 2016 el gobierno ha dejado a la Secretaria de Agricultura Familiar, ya escaza de presupuesto, paralizada y sin políticas públicas para los campesinos, pequeños productores y la agricultura familiar. Esto es una clara definición de la política del Ministro de Agroindustria que ningunea una y otra vez al sector. 

No sólo eso, sino que han reestructurado a la secretaría, disminuyéndola de rango y fusionándola con otra.

Sin presupuesto, sin política, el gobierno de Macri, sigue avanzando: hace más de tres meses que no funciona la inscripción al Monotributo Social Agropecuario y el RENAF (Registro de los Productores Familiares), derechos claves conquistados para el sector.  Todo esto va en clara sintonía con las políticas del gobierno de ajuste, y la decisión de tomar a la agricultura familiar como sujeto de ser beneficiado a través del Ministerio de Desarrollo, dejando al Ministerio de Agroindustria para el campo agroexportador. Reforzando la idea de que el  pequeño productor no existe para este gobierno, siendo que somos los que producimos los alimentos que el pueblo argentino consume todos los días.

Otro gran ejemplo es lo que están haciendo con el Programa Cambio Rural: ya han cerrado más de 800 grupos, dejando a trabajadores sin su fuente de trabajo y a productores sin asistencia técnica de una forma totalmente discriminatoria y xenófoba, medida anticonstitucional, como hemos denunciado ante el INADI hace unas semanas atrás. . Las terribles inundaciones que padecemos en diferentes territorios de nuestro país, tampoco encuentran respuestas en este gobierno, que solo ha subsidiado a los grandes productores dejando a la deriva a los pequeños productores que han perdido todo.

Denunciamos este vaciamiento sistemático que de diferentes formas vienen realizando tanto en políticas públicas como en el desfinanciamiento al sector. Hace más de un año y medio que no tenemos  respuesta para los pequeños productores  que producen los alimentos que todos los días come el pueblo.   

 Tierra para quien la trabaja. Más del 80% de los pequeños productores que trabajan, viven y producen los alimentos que consumimos diariamente todos los argentinos no son dueños de la tierra. Esto nos lleva a vivir una vida extremadamente precaria.

En la Argentina existe una gran concentración del territorio en pocas manos, 62 millones de has. (35% del territorio nacional) están en manos de 1.250 terratenientes. (Benetton 900.000bhas, Lewis 38.000has, Menéndez 420.000 has. Grupo Walbrook 600.000 has, etc.) en consecuencia, miles de pequeños productores sin tierra y miles de campesinos, criollos y originarios al borde del desalojo.

 Es urgente una política de colonización y reestructuración de la tierra en nuestro país. Es por eso  que exigimos que avancen el proyecto de Ley de Acceso a la Tierra y la reglamentación de la Ley de Agricultura Familiar, en el camino de lograr una Reforma Agraria y la soberanía alimentaria”.

 

 

 

 

Revista mensual gratuita La Urdimbre
Edición 178-Noviembre 2017
Edición 177-Octubre 2017